Pantyhose webcam chat - Chatsexi espania

“Con la crisis, muchas chicas han encontrado en la una manera de ganar dinero de forma relativamente cómoda”, explica en su dormitorio a las 11 de una mañana de mediados de febrero.Pero estas no son las mejores horas y hoy no hay mucho trasiego en el ordenador de Rena.

Chatsexi espania-42

Sus dos gatos (Chucky y Amenábar) se pasean y se frotan en el respaldo de la silla donde ella trabaja. Pero a ella no le da miedo pensar que algún loco pueda estar al otro lado. Por eso, a diferencia de muchas otras, nunca oculta su rostro. Si esto fuera un trabajo como otro, podría decirse que Rena es compañera de oficina de Alexxa, de 22 años, que también trabaja para la misma empresa. Algunos me decían que tenían que pagar la factura del teléfono a plazos. La democratización absoluta del porno con audiencias estratosféricas para lo que sería una webcamer profesional.

Y en cuanto oye el suave sonido de la conexión de un nuevo cliente...¡zas! Dice que los ojos son la parte más bonita de su cuerpo. Ella lleva un año y medio dedicada a esto, pero ya es una de las más solicitadas de España, tiene 22.000 seguidores en Twitter y unos porcentajes de productividad altísimos (el tiempo en el que estando conectada mantiene usuarios pagando). Pero les genera una adicción increíble, a veces te sientes como una tragaperras. Yo los defino como adictos al amor, personas muy enamoradizas, con falta de cariño”, explica. Ahí la partida se juega a escala global con cientos de miles de usuarios de todo el mundo que se exhiben gratis, montan , donde es posible monetizar la intimidad. Algunos se exhiben por puro placer y otros a cambio de lo que llaman propinas.

Melanie (nombre ficticio que ella ha elegido para la entrevista) trabaja cuando quiere y siempre en su dormitorio.

Suelen ser unas cuatro horas al día de lunes a viernes y saca unos 1.000 euros al mes. Puede que la rutina con los clientes a veces sea un poco mecánica.

Ella emite desde su habitación en el barrio madrileño de Villaverde, donde se mudó en septiembre pasado porque en su pueblo no tenía trabajo.

"Un amigo que sabía que me gusta el sexo sugirió que podía intentar dedicarme a esto, y fue buena idea", resume ella.Su ventana a ese mundo de extraños es una cuenta de Skype privada, desde donde controla con quién se relaciona y cuándo. Están completamente enganchados a alguien de quien no conocen nada.A través de las redes sociales, estas nuevas estrellas del porno realizan casi toda la promoción que necesitan.Pero en el momento en que corre el pestillo de su puerta, se convierte en Bichita XXX, una de las espontáneas estrellas españolas de la erótica, la modalidad del porno que mejor ha resistido en tiempos de crisis y a la que se ha agarrado la industria para sobrevivir. Una práctica cada vez más extendida que ha encontrado su vuelta de tuerca en webs como Chaturbate o My Free Cams, donde miles de personas anónimas colocan una cámara en su casa y obtienen ingresos extra por mostrar escenas de sexo: solos, con sus parejas o incluso simplemente bañando a su perro desnudos.Algo así como el porno en la era de la economía colaborativa, donde todo lo doméstico tiene un precio.La segunda vida de Melanie, esa que obsesiona a un puñado de hombres que jamás han llegado a verle la cara (oculta su rostro en las emisiones), está al otro lado de una pantalla de cristal líquido.

Tags: , ,